Recursos contra la violencia de género. Guía para profesionales

El Instituto Asturiano de la Mujer dispone de diversos servicios especializados en la atención a mujeres víctimas de violencia de género.

Atentar contra la integridad de las mujeres —sea cual sea el tipo de violencia utilizado— significa socavar las bases mismas de la democracia y destruir todo proyecto de futuro de nuestra sociedad.

La violencia contra las mujeres, que ha recorrido la historia y que aún en la actualidad ensombrece nuestro estado del bienestar, ha de tener sus días contados. Nadie puede hoy poner en duda la necesidad de que todas y cada una de las piezas que componen nuestra sociedad ha de movilizarse para acabar con ella.

Erradicar la violencia es, fundamentalmente, una cuestión de justicia. No cabe seguir engañándonos pensando que es un problema que sólo es real si nos afecta personalmente o de manera cercana, ya que la violencia contra las mujeres es también un obstáculo para el desarrollo. De la misma manera que nada puede justificar una agresión, tampoco nada ha de impedirnos actuar contra la violencia de género.

Los recursos y mecanismos existentes se ven ahora respaldados con la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que, de forma valiente, plantea la lucha abierta contra la violencia de género y proclama la necesidad de coordinar todos los esfuerzos a fin de garantizar una efectiva asistencia integral a las mujeres víctimas.

Asturias cuenta en la actualidad con un entramado de organismos, instrumentos y recursos para hacer frente a las situaciones en que las mujeres son víctimas de violencia, prestándoles información, asesoramiento, asistencia psicológica, atención psicosocial, alojamiento y protección. En el Principado de Asturias existen además diferentes medidas de acceso al empleo, a la vivienda y a las ayudas sociales.

Esta guía ha de servirnos para, además de conocer todos los recursos antes citados, ser conscientes de que la violencia de género no es una sucesión de hechos aislados, sino un problema de carácter estructural, por lo que es necesario saber identificar la diferentes manifestaciones de la misma, las estrategias de los agresores y los efectos que la violencia provoca sobre las víctimas.

Sabedora de que ninguna conquista es definitiva, sí me gustaría expresar la esperanza de que publicaciones como esta que tienen en sus manos sean cada vez menos necesarias y que incluso se conviertan en totalmente obsoletas. Hoy por hoy les invito a leerla con atención, a utilizarla cuando sea preciso, a ponerla al servicio de quien la necesite, a la espera de ese mundo más justo que estamos construyendo: un mundo en el que convivir en igualdad y justicia, sin miedos y sin discriminaciones, en el que la violencia contra las mujeres forme parte de la historia.

María José Ramos Rubiera

Consejera de Presidencia, Justicia e Igualdad

Descargar: Guía para profesionales. Recursos contra la violencia de género

Compartir este contenido